Debido al hundimiento de una parte superficial del cráter sureste, se produjo un flujo de lava que provocó el deslizamiento del material sobre el volcán Etna en Catania, Italia.

Según expertos, se trata de una actividad explosiva particular que no afecta a los centros habitados del cinturón del Etna en este momento.

Durante las últimas horas, se produjo una lluvia de cenizas sobre gran parte de la provincia de Catania, pero también de piedras de aproximadamente un centímetro de tamaño.

El evento paroxístico que tiene lugar en el Etna “no es en absoluto preocupante” y es parte de la actividad normal del volcán que estará concluyendo hoy en horas de la tarde.