El volcán más alto y activo de Europa, entró en erupción; cenizas y columnas de humo a 8 kilómetros en el cielo, se evidenciaron en la isla de Sicilia (Italia).

A última hora del jueves, el volcán Etna entró en erupción, hecho que iluminó el cielo nocturno en la isla mediterránea de Sicilia, con explosiones y lava fundida de color rojo intenso.

Según el Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología, la ‘modesta actividad’ dentro del cráter sureste, es la número 50 de eventos paroxísticos registrada en el último año.

La erupción, que evidenció el fuego saliendo del volcán Etana, provocó una lluvia discontinua y leve de ceniza, que por el momento no afectó al aeropuerto Vicencio Bellini de Catania, y continúa operando con normalidad.

Cabe resaltar que, la última gran erupción del volcán a 3.330 metros de altura, se presentó en 1992.