En Piedecuesta, aproximadamente 30 familias de Villas de San Juan, piden un muro de contención. Ante la creciente de la quebrada La Canoa, se han presentado deslizamientos que amenazan a la comunidad.

Más de 30 familias, diariamente exponen su vida y sus viviendas en la parte baja del barrio Villas de San Juan, Piedecuesta, pues, cada día ante la inclemencia de las lluvias, la quebrada La Canoa se ha vuelto un foco de preocupación e inseguridad entre los habitantes.

La comunidad asegura, que a pesar de las constantes peticiones que han hecho a la Alcaldía de Piedecuesta, de buscar mitigar el impacto de los deslizamientos, por ahora, no se han tomado correctivos en el asunto.

Sin embargo, Oriente Noticias consulto con la Secretaría de Infraestructura de Piedecuesta y aseguran que en los próximos días visitarán la zona para hacer los debidos estudios técnicos, así mismo hacen un llamado a la comunidad en general, a no botar basura ni escombros en estos importantes afluentes del municipio, para evitar taponamientos y contaminación ambiental.