Los cuidadores del zoológico de Londres quisieron festejar el día de San Valentín con Nuka, el mono ardilla, quien a lo largo de su estancia en el sitio turístico ha enamorado a sus siete hembras. 

Insectos, frutas y dulces fueron empacados en decenas de bolsas de telas, decoradas con corazones, para dejarlas colgando en las lianas dentro de la sección de estos animales. 

Este festejo se realizó mientras el zoológico continúa cerrado a causa del incremento de contagios por Covid-19, que tiene paralizada gran parte del turismo en Londres. 

La entidad de conservación animal hace un llamado para que los ciudadanos londinenses sigan aportando sus donaciones para los casi 17 mil animales. 

Por Silvia León Sisa