El viceministro Nicolás Galarza recorrió gran parte de los paisajes más importantes del Puerto Petrolero, donde participó en el repoblamiento de algunas especies.

Barrancabermeja se ha convertido en un atractivo turístico del Gran Santander, es por eso que el Viceministro de Ordenamiento Ambiental del Territorio, Nicolás Galarza, arribó a la Bella Hija del Sol para conocer el espejo de agua más grande de esta ciudad: la Ciénaga de San Silvestre.

“La alianza entre los sectores público y privado, con este tipo de iniciativas de siembra de especies nativas y con investigación aplicada, es muy importante para la recuperación de nuestras cuencas hídricas”, manifestó Galarza.

En su recorrido, el funcionario participó en el repoblamiento de 10.000 alevinos de bocachico, en compañía del Secretario de Ambiente de Barrancabermeja, Humberto Vargas.

Con estas visitas, los ciudadanos y la administración municipal esperan que más sectores, públicos y privados, participen de actividades para la conservación de la Ciénaga de San Silvestre, un ecosistema vital para la región del Magdalena Medio.

Por Silvia León Sisa.