Alex Moreno Olaya cumple con esta loable labor. Desde 2002 hace parte del Programa Ampliado de Inmunización departamental y, ahora, después de años de una encomiable labor protegiendo a su población contra las múltiples amenazas infecciosas que aún hacen presencia en el territorio, nunca concibió que tendría una carrera contrarreloj para enfrentar el covid-19.

A sus 51 años no se imagina en otro lugar ni en otra misión. Supone que el

destino ya le tenía deparado una historia definida.

Alex, al que identifican los pobladores de la zona como “El Gato”, por el potente y brillante verde que decora sus ojos, ya conoce su departamento completamente. Esta labor lo ha llevado por los dos municipios y nueve corregimientos que componen el Amazonas colombiano.

“He viajado y llevado esperanza desde el 2003. Cumplí 19 años en este trabajo y he atravesado ríos como el Apaporis o el Caquetá. He pasado caídas de agua, soportar lluvias torrenciales y viajado por casi 15 días para cumplir con la inmunización de las comunidades de cada uno de los corregimientos”, comentó Moreno Olaya.

Por Fabián Morales Gómez