Con el fin que los estudiantes en Bucaramanga finalicen sus prácticas formativas, universitarios regresan a la presencialidad en las instalaciones bajo estrictos protocolos de bioseguridad y alternancia. 

Una de las universidades más destacadas del departamento de Santander, regresa a la presencialidad con alternancia y con un control exhaustivo de las condiciones de salud de quienes ingresan a los campus.

El retorno se llevó a cabo cumpliendo con los aforos permitidos, en cada uno de los espacios adecuados para el desarrollo de las actividades.

Algunos de los protocolos más destacados, es la instalación de cámaras de reconocimiento facial ubicadas en las entradas de los campus y que detectan la temperatura corporal, el buen uso del tapabocas y la identificación personal.

Periodista: Martha Rincón