La comunidad de un barrio en Chitagá y uniformados de la Policía hicieron parte del festejo, donde la menor fue homenajeada.

Integrantes de la Policía Nacional en Chitagá, Norte de Santander, conocieron a Erika Pabón, una niña que anhelaba celebrar sus 13 años de manera diferente. Es por eso que los uniformados llegaron hasta una panadería del barrio El Carmen, donde sorprendieron a la menor.

A Erika le obsequiaron una torta, con la que pudo compartir con su núcleo familiar, cumpliendo con los protocolos de bioseguridad en el sitio de celebración.

La Policía Nacional conoció el caso de la niña y su familia, quienes están pasando por diferentes dificultades económicas. A pesar de la situación, Erika ha sacado adelante sus estudios y ya está por pasar al séptimo grado escolar.

De esta manera se fortalecen los vínculos entre la comunidad y la Policía generando escenarios de sana convivencia y seguridad en el municipio nortesantandereano.

Por Silvia León Sisa.