La Selección Colombia de Fútbol de mayores igualó a un gol con Argentina en los 90 minutos de juego.

Sobre el minuto seis de juego un pase cortado le permitió a Lionel Messi entrar al área con el balón dominado y el mejor jugador del mundo no desaprovechó; dio un pase de gol a Lautaro Martínez que venció el arcó defendido por David Ospina.

Desde ese momento, Colombia se fue hacia adelante en busca del partido. Primero, hizo que Emiliano Martínez se esforzara para parar un disparo de Juan Guillermo Cuadrado desde la frontal del área.

Después llegarían dos remates a los palos del arco argentino; el primero fue un remate de media distancia de Wilmar Barrios que se desvió en un defensa rival, pegando en el palo derecho del marco del equipo de Messi. Ello desencadenó en un tiro de esquina que fue bien cobrado por Cuadrado y rematado por Yerry Mina, con dirección al arco y de no ser por el travesaño, habría sido gol.

Pese a las opciones, el partido acabó la primera parte con el 1-0 del inicio.

El segundo tiempo continúo con la misma dinámica; Colombia atacando y Argentina aguantando el resultado. Hasta que en un balón largo de Edwin Cardona que tomó Luis Díaz, logrando entrar al área y encarando al arquero para definir casi sin ángulo y empatar el partido en el minuto 61.

En ese momento, Colombia se veía superior a su rival, continuaba atacando, pero empezó a aparecer el 10 del Barcelona. Messi mostró en tres arranques y un disparo al palo derecho de Ospina que en cualquier momento podía sentenciar el encuentro. Por ello, la actitud del tricolor nacional cambió y sostuvieron el encuentro en defensa hasta irse a las definiciones desde el punto penal.

Allí, el arquero de la albiceleste se hizo figura atajando tres de los cinco cobros de los colombianos, mientras los argentinos convirtieron tres de los cuatro que ejecutaron.

Así las cosas, Argentina disputará el título ante Brasil y Colombia se verá las caras con la Selección de Perú por el tercer puesto del campeonato.

Por Fabián Morales Gómez