Un vigilante se cayó del techo por salvar un perro