El teniente de navío de la Armada Nacional, Nicolás Lizarazo Fernández, es tripulante del buque ARC Malpelo, que se dirige hacia la frontera con República Dominicana para participar del estudio submarino.

San Gil es el municipio que vio nacer y crecer al ahora teniente de navío, Nicolás Lizarazo Fernández, quien encabeza la lista de los participantes de una investigación sobre un lugar estratégico para Colombia.

Lizarazo y otros tripulantes del buque ARC Malpelo realizan su segunda expedición con equipos de uso submarino como el Remotely Operated Vehicle (ROV), que hará posible el fortalecimiento de la línea de investigación que desarrolla el Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras (Invemar) con el apoyo de la Dirección General Marítima (Dimar).

Con esta tecnología se adelantan levantamientos hidrográficos para profundizar en el conocimiento de la geomorfología submarina ubicada en la Cordillera Marina Beata, al nororiente del territorio colombiano, cerca de la frontera con República Dominicana.

Por su parte, el Ministerio de Ambiente espera declarar este sitio como área protegida, debido a su diversidad de lecho marino y a su composición geomorfológica que ha sido identificada con estudios de batimetría de alta resolución adelantados por este grupo de marinos.

Cabe resaltar que la cordillera submarina está distante a 330 kilómetros frente al departamento de La Guajira y entre los 1.576 a los 4.388 metros de profundidad.

Por Silvia León Sisa.