Un llamado a la muerte le hacen a un médico en Soledad, Atlántico

    En las últimas horas, un médico recibió dos coronas fúnebres y un panfleto en sinónimo de muerte por la defunción de una paciente con Covid-19.

    Un nuevo hecho de intolerancia social pone en alerta al sector salud del país. José Julián Buelvas, médico internista que labora en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Materno Infantil Adela de Char, en Soledad, Atlántico, manifestó a través de un video las amenazas de muerte que recibió en su contra.

    De acuerdo a lo anterior, en horas de la mañana del día de ayer, le llegó un arreglo fúnebre a su lugar de trabajo junto a un panfleto, que contenia entre algunas frases aterradoras lo siguiente:

    Esa negligencia estoy dispuesto a curarla de una sola manera (quiero, deseo y estoy encantado de meterle una bala en esa cabeza esquizofrénica y altiva)

    Este lamentable suceso, se debe según José a una acusación por dejar morir a una mujer que había contraído el virus y se mantenía bajo su atención especial.

    es imposible que dejemos morir a la gente; nosotros fuimos formados para salvar vidas

    Finalmente, en horas de la noche cuando llegó a su lugar de residencia encontró una nueva corona fúnebre y fue cuando decidió manifestarse ante el país en el video anteriormente expuesto, pidiéndole una ayuda al Gobierno Nacional para que protegieran su integridad y la de sus familiares.

    Recibir un sufragio en mi casa da mucho qué pensar. Aquí no tengo seguridad. Por ahora no volveré a retomar las labores en Soledad.