La Universidad Industrial de Santander (UIS) validó su proyecto donde ya no sería necesario el hisopado insertado en la nariz, entregando un avance de la medicina en la región.

Por medio de un ensayo clínico RT-qPCR, los investigadores de la UIS evaluaron los niveles de sensibilidad analítica y detección de los genes E y N del virus SARS CoV-2, donde las muestras de saliva de personas sintomáticas y asintomáticas entregarían resultados.

Para la toma de la muestra, se recomendó a los participantes no fumar, ingerir alimentos, bebidas, o lavarse los dientes 1 hora antes de la prueba. Cerca de 413 muestras pareadas se tomaron por medio de saliva e hisopado nasofaríngeo en los participantes, encontrando como resultados que el análisis sobre la validez diagnóstica de la prueba en saliva indicó una sensibilidad del 91,18% y una especificidad del 100%.

En Colombia, la RT-qPCR se conoce como la prueba estándar para la detección de SARS-CoV-2, así como el hisopado nasofaríngeo, que es la muestra más comúnmente usada para detectar el coronavirus en el cuerpo humano. Sin embargo, ambos procesos han presentado un gran número de limitaciones relacionadas con la toma de la muestra, seguridad del personal de salud y costo de los insumos.

Es por eso que la recolección de saliva, al ser un método no invasivo con posibilidad de auto-recolección asistida, evitará en gran medida las limitaciones de bioseguridad y se podría constituir como una estrategia de costo efectiva para grandes poblaciones.

La realización de esta investigación contó con la participación de los profesores de la Escuela de Medicina: Dr. Luis Miguel Sosa, Dra. Laura Andrea Rodríguez, Dra. Lina María Vera; la Escuela de Micriobiología: profesora Martha Lucía Díaz, Magíster Mayra Jaimes, y Magíster Anyela Lozano; la Escuela de Enfermería: profesora jubilada Myriam Oróstegui. Asimismo, y se sumó el apoyo de los investigadores Leonelo Bautista, Universidad de Wisconsin y Ruth Aralí Martínez, Universidad de Santander, UDES.

Los recursos que apoyaron esta investigación incluyen el aporte de la UIS, y los recursos provenientes del convenio UIS- FCV-CAMACOL, con el fin de promover el avance sobre la ciencia en Santander.

Por Silvia León Sisa