Esta red social, con más de 340 millones de usuarios activos, prohibió permanentemente la cuenta personal del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, por violar sus reglas contra la violencia incitada dentro de la plataforma web.

“Después de una revisión detallada de los Tweets recientes del @realDonaldTrump cuenta y el contexto que los rodea, hemos suspendido permanentemente la cuenta debido al riesgo de una mayor incitación a la violencia”, informó Twitter Inc, desde su propio usuario.

La acción de bloqueo fue realizada el 8 de enero y se ha considerado como el castigo más radical que cualquier importante empresa de redes sociales haya tomado contra un mandatario como Trump, quien usó su cuenta como un medio para atacar rivales políticos y difundir falsa información.

“Los 75.000.000 de grandes patriotas americanos que votaron por mí, AMERICA FIRST, hacen América grande otra vez. Tendrán una VOZ GIGANTE en el futuro. ¡¡¡No serán irrespetados ni tratados injustamente de ninguna forma!!!”, fue uno de los últimos trinos del presidente Trump, los cuales, según la compañía, no eran los adecuados para el momento en que fueron escritos, durante las manifestaciones en el Capitolio de Estados Unidos.

Por su parte, Donald Trump no tardó en intentar eludir el bloqueo de su cuenta. Con cuatro trinos desde el usuario @POTUS dejó en claro que a él lo estaban privando de la libertad de expresión. Sin embargo, nuevamente los tweets fueron eliminados rápidamente.

Un funcionario de Twitter aseguró que las cuentas @POTUS y @WhiteHouse no serán suspendidas, pero que la compañía “tomará medidas para limitar su uso” antes de que las cuentas pasen a la administración del presidente electo Joe Biden.

Por Silvia León Sisa