Tres vallas tuvieron que ser desmontados porque no cumplen con el decreto municipal en Málaga