Trabajadoras de salud tomaron la opción de pasar a los bebés a un refugio subterráneo debido las constantes detonaciones en los alrededores de los hospitales, por parte de los militares rusos

La guerra estalló en Ucrania al ser invadida por la milicia rusa. Ya son más de 140 los soldados fallecidos por estos enfrentamientos con armamento militar.

Dnipro, una de las ciudades bombardeadas este jueves por las fuerzas rusas, generó pánico entre sus habitantes. Es por eso que las trabajadoras de un hospital pediátrico decidieron buscar un nuevo refugio para las decenas de bebés recién nacidos que ahora se encontraban en medio del fuego.

El personal de salud optó por invadir un escondite subterráneo, donde continúan atendiendo a los menores de edad. En un video difundido por el diario The New York Times se ve a los bebés con apenas unos días de nacidos acostados en filas de camillas improvisadas y envueltos en cobijas.

Mientras pasan los peores momentos de la guerra entre Rusia y Ucrania, estas personas permanecerán en los sótanos del hospital pediátrico de Dnipro.

Por Silvia León Sisa.