Su último partido fue contra el Liverpool, el 20 de febrero, jornada en la que realizó una asistencia y el Everton ganó 0-2.

Parece ser, que el mes y medio de inactividad deportiva oficial, le sirvió a James Rodríguez, quien la última semana fue noticia por sus declaraciones a ESPN, donde aseguró que, está muy bien físicamente y se ve en un futuro, como DT o a lo mejor, con un equipo, desde la gerencia, creando proyectos futbolísticos serios.

Hoy, lunes jugará contra el Crystal Palace, a las 12 del medio día, hora colombiana, donde el cucuteño dispondrá de toda su magia, para devolver al Everton a competiciones europeas y sacarlo de la mala racha de 3 partidos consecutivos cosechando derrotas.