Este miércoles se conocieron sobre tres secuestros en el Catatumbo.

No cesan los secuestros en el Catatumbo, pues este miércoles se conocieron tres casos, entre ellos el del comerciante Adalberto Casadiego Angarita, de 73 años, tío del alcalde de Ocaña, Samir Casadiego, quien apareció muerto este jueves en la vía que comunica a Teorama.

La víctima fue abordada por hombres armados en la vereda Venadillo de Ocaña y su cuerpo apareció en el sector Jurisdicciones. Adalberto Casadiego Angarita también había sido secuestrado en el 2017, cuando permaneció 23 días en cautiverio.

Presuntamente, sufrió un infarto cardíaco al no resistir la presión por su retención, de acuerdo con lo informado por su hermano Wilson Casadiego, quien se había ofrecido para un canje con él.

Este miércoles también fue secuestrada la comerciante Gladys Cancino, en Tibú, cuando delincuentes llegaron en una moto hasta el sitio en donde trabajaba y se la llevaron. La Defensoría del Pueblo rechazó este hecho y los sucesos similares que se han registrado en las últimas dos semanas.

En las últimas horas también se conoció el rapto, en Ábrego, de la maestra pensionada Betty Arévalo, quien está en cautiverio desde el pasado domingo, luego de participar en el proceso electoral. Se conoció que la educadora de 63 años se encontraba en la vereda Santa Rita, luego visitó a su madre y de regreso al pueblo fue abordada por hombres armados que se la llevaron.

Hace nueve días fue liberada la docente Astrid Fabiola Ortega, quien fue secuestrada mientras daba clases en una escuela rural de Convención.