El continuo hostigamiento hacia la fuerza pública y combates entre los grupos al margen de la ley, provocó que ciudadanos, por temor, no salgan de sus hogares después de las 6:00 p.m.

Una masiva movilización se realizó este lunes en el municipio de Tibú; Diócesis, funcionarios públicos, comerciantes, palmicultores, docentes y comunidad en general, marcharon para que cese la violencia y regrese la tranquilidad a los hogares.

El alcalde de Tibú, Nelson Leal, se manifestó con un sentido mensaje, expresando: “el pueblo está desarmado, por eso les pido a las disidencias de las Farc, ELN y ‘Pelusos’, quienes siempre se han declarado el ejército del pueblo, que nosotros no somos sus enemigos, pero sus actos dicen lo contrario”.

Asimismo, el mandatario local reconoció el esfuerzo de la Policía y el Ejército Nacional, quienes a diario patrullan el municipio y son “constantemente atacados”.

Finalmente, la movilización culminó con actos culturales alusivos a la paz, y pidiendo por la pronta liberación de todos aquellos que han sido secuestrados.