Sin una vivienda y con el lodo a sus pies, terminaron 217 familias en Cúcuta

    El desbordamiento de la quebrada Tonchalá en Cúcuta, la noche anterior, ya ha cobrado dos vidas y siete personas continúan desaparecidas; sin embargo, 217 familias se han quedado sin vivienda y otros 101 núcleos familiares, han tenido que recoger del lodo sus enseres, a causa de la fuerte ola invernal, en Norte de Santander.

    Enseres, neveras, equipos de cómputo, televisores, bicicletas, motos e incluso carros, terminaron cubiertos de lodo y sumergidos en el agua, dejando perdidas económicas incalculables, para familias que rondan los estratos 1 y 2, en Cúcuta.

    Sectores como el 23 de Enero, La Isla, Los Caracoles, Valles de Girón y Villas de San Diego, sintieron la fuerza de la naturaleza con el desbordamiento de la quebrada Tonchalá.

    Desde las dos de la madrugada, los organismos de socorro, en Cúcuta, iniciaron la búsqueda de 09 personas desaparecidas, saldo que resto en dos, luego de encontrarse a don ‘Jesús’ y doña ‘Reina’, ambos sin vida.

    Así mismo, el desbordamiento de la quebrada Tonchalá provocó que, en el sector de Valles del Rodeo, el Megacolegio fuera destruido en un 70% y en el conjunto residencial Los Arrayanes, 101 viviendas resultaran afectadas; lugar donde vehículos se observaron flotando, a través de videos y fotos que se volvieron tendencia, a nivel nacional.

    Es así, como la ola invernal en el departamento de Norte de Santander continúa cobrando vidas, pero a su vez, viviendas, placas asfálticas, colegios y demás estructuras, que debilitan junto a la pandemia, las economías municipales.

    De acuerdo a lo anterior, en una alianza estratégica para beneficiar a los damnificados, en la capital de Norte de Santander (Cúcuta), la Gobernación, junto al Canal TRO, la Voz del Norte y el Centro Comercial Ventura Plaza, se unieron para alzar su voz y recolectar: alimentos no perecederos, agua, colchones y ropa en buen estado.

    Es de seres humanos, ayudar al prójimo; esta es la hora de abrir los corazones y unirse al municipio colombiano que es noble, leal y valeroso. Cúcuta volverá a surgir y juntos la ayudaremos.