Siguen riñas en la vía pública de Pamplona