Siguen ataques selectivos en Ocaña