Algunos conductores de buses de Bucaramanga y Floridablanca llegaron a un acuerdo para beneficiar a la comunidad y contrarrestar el transporte ilegal.

Las empresas de transporte urbano están buscando nuevas alternativas ante la grave crisis económica por la que están pasando debido a la pandemia, las restricciones y el transporte “pirata”.

En medio de una reunión con gran parte de empresarios del servicio público, se llegó al acuerdo que las rutas Las Hamacas, Morrorico , Chapinero, Laureles, La Cumbre y Colorados, bajen los costos de sus pasajes a $1.600, con el fin de “poder sobrevivir”.

Con el principal objetivo de atraer a más pasajeros, se espera que el nuevo precio recupere lo perdido durante el 2020 y lo que ha transcurrido del 2021.

En Bucaramanga, solo 2.000 personas utilizan este transporte público por mes.

Por Silvia León Sisa.