Si la Policía lo sorprende sin cédula en la calle no puede aplicarle sanción

Si la Policía lo sorprende sin cédula en la calle no puede aplicarle sanción

La Corte Constitucional aclara que la Policía no puede imponer sanciones por no portar la cédula en el momento que pidan

Foto: Eje21.com.co

A través de una tutela, un joven en Medellín hizo que el alto tribunal le diera la razón cuando consideró como injusta la multa que le aplicó la Policía por no llevar la cédula en el momento que se la pidieron. La Corte Constitucional además dejó en claro que ninguna norma obliga a los colombianos y ciudadanos en general a cargar con el documento de identificación en cualquier momento.

Sebastián Correa comentó que iba con su amiga cerca a una estación de Metro en el centro de la ciudad cuando se acercaron uno policías a pedirle su cédula; sin embargo, el joven negó traerla consigo en el momento y les enseñó una foto desde su celular, pero los uniformados en actitud de desconfianza lo trasladaron a la estación informándole que le impondrían un comparendo.

A pesar del intento de su amiga de ir a la casa por la identificación de Correa, los agentes le pusieron la multa. Por lo que él decidió interponer una tutela que llegó a manos de la Corte Constitucional, donde le hallaron la razón.

El magistrado José Fernando Reyes tomó el expediente y declaró que “a imposición de la sanción, por no llevar consigo el documento de identificación físico, se estima violatoria del principio de tipicidad, pues evidentemente el NO portar la cédula de ciudadanía, no puede ser imputado al tipo sancionador”.

En su sentencia también se menciona que las causales de sanción que se plasman en el Código de Policía son “impedir, dificultar, obstaculizar o resistirse” al proceso de identificación. Y que para este caso no aplican ya que Sebastián mostró una actitud de cooperación ante la solicitud de los policías y que, además, buscó solución cuando mandó a su amiga por el documento y cuando enseñó la fotografía en su celular.

Es importante destacar que, para la Corte, el hecho de no portar la cédula en ninguno de los casos puede tomarse igual a “impedir, dificultar, obstaculizar o resistirse” a la identificación y la respuesta a ello es que los funcionarios públicos deben confiar en la buena fe de los ciudadanos.