Una de las fundaciones, aunque ya había sido sellada por presuntas irregularidades, seguía funcionando.

Fueron cerradas dos fundaciones que posiblemente trabajaban de manera ilegal en Bucaramanga, por presunto maltrato y traslado forzado a las personas que eran atendidas allí.

Frente a esta situación, la secretaría del interior de Bucaramanga mencionó que continuaba recibiendo llamadas de la comunidad para denunciar los hechos, por esta razón se llevo a cabo un operativo de manera conjunta con varias autoridades.

“En el momento que llegamos a esta fundación las mujeres que se encontraban allí retenidas, nos reportan que había menores de edad trasladados de forma obligada a otro establecimiento comercial” mencionó Melissa franco, secretaria del interior de la ciudad.

En este operativo, se encontraron medicamentos que estaban siendo presuntamente suministrados sin ningún tipo de formula, documentación falsa, y supuestas situaciones de abuso y tortura.

Las autoridades están tomando los testimonios correspondientes para darle seguimiento a estos casos, y determinar la posible violación de los derechos humanos. 

Por Michelle Suárez.