Seis santandereanos jugarán mundial de ultimate