Esta obra está orientada a la generación de conocimiento en biotecnología industrial y biocombustibles para áreas como el agro, transporte o farmacológica.


El gobierno departamental invirtió en este proyecto, alrededor de 4.000 millones de pesos que busca beneficiar a cerca de 2.600 aprendices del servicio de aprendizaje.


Con la apertura de este centro, se espera generar un crecimiento económico y social del territorio.


“Un espacio óptimo para la ejecución de procesos y la formación complementaria”, se trinó desde la cuenta de la Gobernación de Santander.

Por Fabián Morales Gómez