La tía de la niña, quien hizo pública la denuncia de la desaparición de la menor de dos años el pasado 28 de enero, recibió una llamada anónima que la alertó sobre la situación.

Xiomara Galván, dijo en una entrevista a un medio nacional que la semana pasada, mediante una llamada anónima, se le informó que “la niña no está muerta”.

Además, dijo que el informante le dijo que ” la niña había sido vendida en Bogotá por dos millones de pesos, que la tenían en Bucaramanga y que al parecer la iban a sacar del país por la trocha”.

Esta información fue puesta en conocimiento de los investigadores del caso de la menor.

Por Fabián Morales Gómez