El sepelio se realizó tanto en el corregimiento de la Laguna de Ortices como en Piedecuesta. 

Video suministrado a TRO digital. 

Los habitantes del corregimiento de la Laguna de Ortices y del municipio de Piedecuesta pasaron por un viernes inusual, en ambos lugares hoy se llevó a cabo las exequias de cuatro de los niños que fallecieron trágicamente en el accidente de un bus escolar en San Andrés, Santander.

En el sector de la Laguna de Ortices, en la provincia García Rovira, la ceremonia se realizó de manera colectiva. Los cuerpos de los tres menores (Damaris Cáceres Mahecha, Julián Camilo Díaz y Erick López Ávila) reposaban en ataúdes blancos, y fueron acompañados en la iglesia por sus familiares, compañeros de colegio, conocidos y habitantes del municipio.

Por su parte, Aldair Gómez fue sepultado en Piedecuesta. Su padre pide investigación en los hechos que cobraron la vida de su hijo.

Por Silvia León Sisa.