Hasta un millón de pesos están cobrando en retenes ilegales para dejar pasar la mercancía; camioneros, tenderos y consumidores los mayores perjudicados.

“El último fin de semana, por la vía al Llano, hubo gente atravesada que dijeron ser manifestantes; sobre las 2:30 a.m., pasaron hombres en moto, camión por camión, pidiendo un aporte de 500 mil pesos a la causa”, expresó un proveedor de Corabastos de Bogotá.

Versiones como estas, no han llegado solamente a Bogotá, Cali y Medellín, también se han visto afectados. ¿Llegará esta problemática al Gran Santander?

Por otra parte, transportadores de insumos, han asegurado que, los conductores que no cuentan con recursos se ven obligados a dar parte de su mercancía, como opción de pago.

“Esto obedece a los grupos de infiltrados que se meten en las protestas”, manifestó Jorge García, presidente de la Confederación Colombiana de Transportadores (CCT).

Finalmente, gremios económicos a nivel nacional, ven los bloqueos como actos de violencia que terminan perjudicado al pueblo y no cumplen con el objetivo de llegar a ser escuchados por el Gobierno Nacional.