El gremio de restaurantes le pide a las autoridades que al momento de decretar nuevas medidas tengan en cuenta su economía.

En los últimos días, la gobernación de Norte de Santander dio a conocer nuevas medidas de bioseguridad para los ciudadanos, con el fin de mitigar la cifras de contagio por Covid-19. Sin embargo, el gremio de bares y restaurantes aseguran que esta clase de restricciones los puede afectar de manera económica.

La restricción de movilidad nocturna que se establece de lunes a jueves desde las 12:00 a.m., hasta las 5:00 a.m., del día siguiente; y el toque de queda decretado para los fines de semana, desde las 10 p.m., hasta las 5:00 a.m., serían las normas que estarían afectando el bolsillo de este sector económico y turístico.

Por ahora, las autoridades locales continúan haciendo un llamado para que se cumpla el nuevo decreto, para así buscar la manera de bajar las cifras, ya que en solo dos días se reportaron 118 contagiados por Covid-19.

Por Silvia León Sisa.