Claudia Blum se hizo a un lado en medio de las tensiones que tiene Colombia con la comunidad internacional.

Blum abandona el ministerio pese a la misión que le encomendó el presidente de la República de viajar a Europa para informar, de primera mano, la difícil situación que vive el país en medio del Paro Nacional.

La ministra tenía contemplado viajar a Ginebra, Bruselas, España y La Haya, y reunirse con la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, a quien la Cancillería le hizo duras críticas por publicar informes sobre actos de violencia en Cali sin constatar con fuentes oficiales.

En una carta enviada a Bachelet, la viceministra Mejía aseguró que “al proceder de esa manera se vulnera de manera grave la confianza entre el Gobierno y la oficina, y se dificulta la comunicación y la cooperación que constituyen la esencia del mandato que permite la presencia de la oficina en Colombia”.

Durante las últimas horas, Blum presidió la XXVI Reunión del Consejo Andino de Ministros de Relaciones Exteriores, donde se adoptó el Estatuto Migratorio Andino.

Por Fabián Morales Gómez