La obra, que tiene un presupuesto de alrededor 12.000 millones de pesos, fue revisada por el viceministro de educación superior, Max Gómez, y la Gobernación de Santander.

Este proyecto, ejecutado con recursos de la institución y del departamento a través de la estampilla Pro-UIS, lleva un 98% de avance y fue pensado para complementar y potencializar la actividad académica de los universitarios.

Con esto se busca garantizar la formación integral de los estudiantes santandereanos.

Por Fabián Morales Gómez