Rectores denuncian falta de seguridad