La iguana tenía complejidad al momento de ingerir alimentos, por lo que un grupo de médicos veterinarios decidieron atenderla de manera quirúrgica.

Desde hace veinte días atrás esta especie de iguana llegó hasta la sede de la Corporación Autónoma para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, CDMB, la cual fue entregada por la Policía Ambiental, cuando se le encontró una grave herida en su boca.

“El animal presentaba una lesión en la zona de sus fístulas palatinas, donde se comunica la parte de la boca con la parte nasal. Y hace que el alimento a veces se desvíe hacia la parte respiratoria, pudiéndose broncoaspirar”, indicó el médico veterinario de la CDMB, Juan Sebastián Mejía.

Según los médicos, las causas de estas heridas están vinculadas con el posible ataque de otro animal o maltrato por parte de algún ser humano.

Mediante una cirugía, la boca y la zona nasal de una iguana se restauraron de manera exitosa. Ahora el réptil se encuentra en recuperación.

Por Silvia León Sisa.