La Organización Nacional Indígena de Colombia ONIC y su consejería de derechos de los pueblos indígenas Derechos Humanos y Paz manifestaron su solidaridad con la comunidad indígena plurinacional nómada Yukpa, en el municipio de El Tarra, Norte de Santander.

De igual forma, a través de un comunicado rechazó los ataques sistemáticos realizados a esta población, por parte de actores del conflicto ocasionando el desplazamiento de esta comunidad, hacia las zonas urbanas.

Según el Observatorio de Derechos Humanos de la ONIC, la comunidad de El Tarra se encuentra hoy en inminente riesgo por las confrontaciones armadas entre el ELN y EPL, así como el surgimiento del Frente 33 de las antiguas FARC EP.

Lo anterior ocasiona conductas que vulneran los derechos humanos, como el desplazamiento forzado, confinamientos, paros armados, enfrentamientos en donde la población civil resulta afectada.

Ante esta situación las comunidades indígenas hacen un llamado al Ministerio de Defensa, Ejército Nacional, Policía Nacional, Ministerio de Relaciones Exteriores y Migración Colombia que actúen de manera inmediata y que garanticen la protección de los derechos mínimos necesarios de los indígenas transfronterizos y plurinacionales, para prevenir violaciones al derecho internacional humanitario.

Por Diana Merchán