Este lunes, representantes del gremio de comerciantes, agricultores y cultivadores del municipio de Tona y sus alrededores se tomaron el km 18 de la vía Bucaramanga – Pamplona, en voz de protesta por la construcción del peaje Joseina.

Pequeños agricultores, quienes viven de sus cultivos, piden más atención por parte de las autoridades locales ante la crisis económica.

Los productos de la canasta familiar cada día son más costosos debido a los impuestos, altos precios de transporte, el mal estado de algunas vías, entre otros factores que impiden la llegada de productos frescos y saludables a la mesa de su casa.

Por ello, los agricultores acuden a las protestas de forma pacífica, para exigir que se les tenga en cuenta a la hora de construir otro peaje, en el km 18 en la vía Bucaramanga – pamplona, aseguran que están quebrados, las lluvias han acabado con sus cultivos y las deudas con los bancos no los deja salir adelante, sobre todo en un año de crisis y pérdidas económicas a causa de la pandemia.