La marcha del 28 de abril que se mantuvo en calma durante casi todo su transcurso, tuvo hechos puntuales de vandalismo

Entre los desmanes, resultaron afectadas las estaciones de Metrolínea de San Mateo, Chorreras, La Isla y la de la carrera 33 con calle 35.

El sistema de transporte masivo reportó que en la estación San Mateo dos de los vidrios de la estación fueron golpeados con piedras; en Chorreras, fueron partidos tres en su totalidad; mientras que en La Isla uno de los vidrios resultó roto y otro golpeado. Por su parte, en la estación de la carrera 33 con calle 35, se pintaron grafitis.

La Policía Metropolitana de Bucaramanga busca a los responsables de los daños al sistema masivo de transporte.

Estos daños no afectaron el funcionamiento del sistema que opera normalmente desde las 5:00 a.m. del jueves 29 de abril.

Por Fabián Morales Gómez