Durante seis semanas el buque Argo será el hogar de más de 20 científicos y expedicionarios quienes crearán nuevas áreas marinas protegidas, en Colombia.

Hoy, navega por los mares de Colombia el buque Argo, una expedición científica sin precedentes, que busca explorar y estudiar las aguas del país, tanto en el Océano Pacífico, como en el Mar Caribe para la creación de nuevas Áreas Marinas Protegidas.

En efecto, esto se logra a través de la convocatoria de Pristine Seas, un proyecto que busca salvaguardar los últimos lugares prístinos del océano y que ha ayudado a la creación de 25 reservas marinas, equivalentes a 6.5 millones de kilómetros cuadrados protegidos.

La expedición navega desde Malpelo, hasta los arrecifes más remotos de San Andrés.

No obstante, la expedición busca apoyar la promesa del presidente Duque de proteger 160 mil kilómetros adicionales de superficie oceánica, para conservar el 30% de los mares del país para 2022.

“Nuestra investigación se centrará en llenar los vacíos de conocimiento y abordar las necesidades de las comunidades locales”, indicó Enric Sala, explorador y director del programa Pristine Seas.