Se trata del Centro Comercial Acrópolis, que fue sellado tras incumplir gran parte de los protocolos de bioseguridad e irrespetar el pico y cédula, promoviendo focos de contagio entre los ciudadanos.

Así lo confirmó el Secretario de Salud Nelson Ballesteros, quien añadió que “en el lugar no se estaba dando cumplimiento al aforo permitido, no se acató el pico y cédula y por eso fue sellado. El Centro Comercial deberá presentar nuevamente los protocolos para reabrir, no se tiene una fecha definida”.

La decisión se tomó tras dos oportunidades de mejora que ya habían sido concedidas por los funcionarios de la ciudad, quienes no tuvieron más opción que proceder a cerrar las instalaciones del lugar.

La Alcaldía de Bucaramanga hizo un llamado de atención a los comerciantes para que tuvieran precauciones en el cuidado de sus clientes. De igual forma, hicieron hincapié en denunciar a otros establecimientos que estén corriendo con diversos riesgos.

Por: Carlos Melo