Tres embarcaciones brindarán protección a los cuatro municipios ubicados en inmediaciones al embalse de Topocoro.

Cuatro años después de la adquisición del buque Pienta, que costó 1.780 millones de pesos, 1.100 de ellos financiados por la empresa de electricidad Isagén, y el restante aportado por la Gobernación, entró en operación sobre el embalse de Topocoro.

“Contamos con tres embarcaciones acuáticas, estas son una lancha rápida, moto acuática y el CAI fluvial, los cuales realizarán controles y patrullajes en el área del embalse para dar mayor seguridad a los ciudadanos y turistas”, indicó John Ruíz, secretario del Interior de Santander.

Frente a esta situación, el Comandante de Policía de Santander, Coronel Franklin Cruz, aseguró que se garantizará la seguridad a las comunidades y realizó un llamado al disfrute de la represa, como espacio turístico del departamento.

“Me parece muy interesante este proyecto, es un tema de seguridad para la represa, y con esta oportunidad se ampliará el corredor turístico de Santander”, expresó Lina María Alfonso, alcaldesa de Betulia.