Presunto caso de negligencia médica cobra otra vida