Preocupación por parte de los usuarios de EPS liquidada frente a la demora en agendamiento de citas y atención prioritaria.

Demoras en la entrega de medicamentos, autorizaciones y agendamiento de citas son algunas de las denuncias que han hecho los usuarios luego de la liquidación de dos EPS que tenían gran número de personas afiliadas y que han sido trasladadas a otras entidades.

En Norte de Santander crece la preocupación de los afiliados a las Empresas Prestadoras de Salud por la sobrecarga de usuarios que presentan y que se ve reflejada en las demoras para la asignación de citas, así como las largas filas para la entrega de autorizaciones y medicamentos que permitan la continuidad de los tratamientos.

Sumado a esto, médicos y enfermeras del departamento, han expresado su preocupación por los meses de salario que les adeudan las EPS que fueron liquidadas, asegurando que aún no se ha definido la solución y que el gobierno solo se ha preocupado por el bienestar de los usuarios y no del personal médico.

Por su parte las Empresas Prestadoras de Salud afirman que este es un proceso que ha generado congestión administrativa, sin embargo piden a los afiliados tener paciencia pues son alrededor de tres millones de usuarios que han sido trasladados.

Ante esta situación los veedores de la salud solicitaron el acompañamiento de la Supersalud y de las personerías en cada uno de los municipios donde se han reportado  traumatismos en este proceso.