Padres de familia encienden las alarmas y piden a las autoridades mayor control sobre la nueva problemática.

Luego de desarticular en Norte de Santander a una presunta red proxeneta que explotaba sexualmente a menores de edad en negocios WebCam, padres de familia hacen un llamado a las autoridades para mitigar y llevar un control sobre estos establecimientos.

Frente a esta situación, la Red Papaz, quien aboga por la protección de los derechos de niñas, niños y adolescentes en Norte de Santander, señaló: “Hacemos el llamado a todos los papás para que contribuyan en esta labor y mantengan una vigilancia constante a los menores de edad, debemos conocer los temas de sexualidad y tratarlos con nuestros hijos”.

Asimismo, la corporación se reunió en estos días con rectores y autoridades educativas de Norte de Santander, para abordar la problemática y fortalecer en las instituciones, los valores, además de tratar los diferentes tipos de explotación sexual con los estudiantes.