Estudios adelantados por el consorcio mundial COVID Human Genetic Effort y en los cuales también participó la Clínica Universidad de La Sabana, los cuales analizan la predisposición genética en las personas que padecen COVID-19 severo, arrojaron que la variabilidad clínica de cada individuo durante el transcurso de la infección es muy diversa, y se extiende desde una infección leve o silenciosa en aproximadamente el 90 % de las personas, hasta patologías como la neumonía y la insuficiencia respiratoria, que requieren hospitalización en solo el 10 % y el 2 % de los casos, respectivamente.

La edad es el principal factor de riesgo epidemiológico de hospitalización o muerte por neumonía, y el riesgo se duplica cada cinco años.

Las frecuencias de enfermedad crítica y de muerte por COVID-19 son más altas en los hombres que en las mujeres.

Los estudios también reportaron la deficiencia de un componente fundamental del sistema inmune para la defensa en contra de los virus XR TLR7, como una de las causas genéticas para el desarrollo de neumonía grave por COVID-19.

Esta anomalía genética se detectó en 20 pacientes varones, entre los 7 y los 71 años, en siete países, incluido Colombia. Solo uno de los 20 pacientes (5 %) tenía más de 60 años. Esto sugiere que estos defectos genéticos se encuentran sobre todo en los pacientes más jóvenes del sexo masculino.

Por Liseth Meza.