El asombroso hecho se presentó en Bangkok, Tailandia.

Como Charn Janwatchakal fue identificado el ciudadano de nacionalidad tailandesa, quien asegura haber convivido con el cuerpo incorrupto de su esposa durante 21 años.

Créditos: The Nation

Janwatchakal de 73 años, embalsamó a su difunta esposa como motivo de no superar su partida. Medios internacionales informaron que, el hombre dialogaba y convivía con total normalidad al lado del féretro.

La historia tomó impulso luego de que el mismo Charn decidiera pedir ayuda a una fundación con el fin de sepultar el cadáver, debido a que ya no se sentía en óptimas condiciones de cuidarlo.

“Todavía te echo de menos cada minuto y mi amor por ti no ha cambiado”, señaló Charn Janwatchakal, según el diario The Nation.

Créditos: The Nation

Luego de comunicarse con la fundación Phet Kasem Bangkok, los miembros de esta misma se encargaron de llevar a cabo el proceso de incineración mediante una ceremonia budista.

Internautas de Tailandia y demás países del mundo, han apodado a Janwatchakal como el “hombre del amor sin fin”, ya que uno de los motivos que lo llevaron a conservar el cuerpo de su esposa, fue el de la fidelidad eterna.

Por: Jesús David Beleño