El grupo de la Policía Ambiental y Ecológica logró salvar la vida de un gato que estaba siendo maltratado en repetidas oportunidades por un ciudadano, quien lo asfixiaba para luego arrojarlo contra suelo.

La denuncia que fue hecha a través de las redes sociales, fue atendida por el grupo de uniformados, quienes llegaron hasta en el barrio miradores del Norte, donde encontraron al felino.

El animal presentaba varias contusiones producto de una agresión, y fue atendido por urgencias en una veterinaria, recibiendo tratamiento especializado.

La Policía busca al responsable de este hecho.

Por Fabián Morales Gómez