Los hechos se dieron en el sector ‘paso malo’ del barrio San Ignacio en el norte de la capital de Santander.

Una mujer de 41 años que se encontraba montando bicicleta junto a su hijo fueron intimidados por dos hombres que les intimidaron con armas corto punzantes para quitarles sus velocípedos.

Sin embargo, la llamada oportuna a la línea del cuadrante del CAI Kenedy, permitió realizar un plan candado, logrando recuperar las bicicletas y la captura de uno de los presuntos ladrones.

Estas bicicletas fueron halladas en el interior de un taxi, siendo reconocidas y entregadas a sus propietarios.

El detenido fue puesto a disposición de las autoridades competentes.

Por Fabián Morales Gómez