Con esta medida se busca controlar las ventas ambulantes y las aglomeraciones en el centro de municipio santandereano.

Recuperar la calle 10 y otras vías de la zona céntrica es la nueva estrategia de la administración municipal para evitar nuevos focos de contagio del coronavirus. Acción que se logró mediante la instalación de vallas.

“Con el fin de evitar más contagios de  coronavirus en el municipio, se determinó recuperar el espacio público de la calle 10 y alrededores, controlando así ventas ambulantes y aglomeraciones que se generan por este fenómeno”, se trinó desde la cuenta de la Alcaldía de Piedecuesta.

Este cierre se suma a los ya efectuados a principios de febrero en el parque La Libertad y el atrio de la iglesia San Francisco.

Por Fabián Morales Gómez