Pico y placa para estudiantes

En un colegio de Santander, los alumnos no pueden recibir clases todos los días porque no tienen dónde sentarse

En el Instituto Integrado de Comercio Camilo Torres en El Playón, Santander, hay 900 alumnos en tres jornadas y deben rotarse el uso de los salones que tienen dotación.

Con actividades realizadas por la comunidad educativa consiguieron 100 pupitres nuevos, pero no son suficientes para cubrir las necesidades de todo el colegio.